h1

Unbreakable (M. Night Shyamalan, 2000) – EEUU

14/01/2011

“YOU KNOW WHAT THE SCARIEST THING IS? TO NOT KNOW YOUR PLACE IN THIS WORLD”

Night Shyaman es uno de esos directores que da mucho que hablar. De estos que tienen fans apasionados o detractores que buscan constantemente su cabeza en una pica o su cuerpo inerte colgado en el mar, a lo Pirata en los puertos de los mares del Caribe.

Yo soy uno de los afortunados que no me encuentro en ninguno de estos extremos. Me encuentro en el medio, tranquilo. Eso me permite decir ampliamente que The Village (M. Night Shyamalan, 2004) me pareció mala y muy predecible, que Signs (M. Night Shyamalan, 2002) me pareció bastante normalita, que The Sixth Sense (M. Night Shyamalan, 1999) me pareciera bastante buena o que adores y me parezca casi una obra maestra Unbreakable (M. Night Shyamalan, 2000).

Muchos odian a Shyamalan por los constantes giros finales que usa en sus guiones. Personalmente, aunque lo haya predecido, lo agradezco. Es algo por lo que le doy las gracias ya que, gracias a ello, el convencionalismo y predecibilidad del cine comercial USA no es tanto.

De una forma u otra Shyamalan tiene un estilo propio. Y eso ya es más de lo que muchos pueden decir. Todo esto a excepción de haber visto The Last Airbender (M. Night Shyamalan, 2010), eso también es cierto.

Hoy he revisionado Unbreakable y me he reafirmado en mi opinión inicial, aquella que tuve la primera vez que la vi. Unbreakable no es sólo una gran película, sino que es sin duda la mejor película de “superhéroes” que puede existir y, además, la película que hubiese adorado escribir y dirigir.

Lo de “superhéroes” con comillas se debe a que sí. Unbreakable habla de un hombre, David Dunn (Bruce Willis), que descubre que tiene ciertos poderes especiales después tener un accidente ferroviario del que sólo él será superviviente. Tras esto, un misterioso hombre fanático de los comics, Elijah Price (Samuel L. Jackson), comenzará a darle indicios de su condición. Nunca a estado herido, nunca ha enfermado. ¿O sí?
Pero, Unbreakable no habla de superhéroes embutidos en latex y mallas. Sino de personas. Personas normales que se enfrentan a una nueva condición. De un hombre que comienza a darse cuenta de ciertas cualidades mientras que, la relación con su hijo es escasa, con su mujer desastrosa y, no es feliz con su vida.

Aquí no encontraréis grandes dosis de acción, ni el gran modelo heróico, no. De hecho, (SPOILER) la única vez en la película que se enfrente a un “villano”, David lo matará con sus propias manos. En los cómics los superhéroes clásicos no matan (SPOILER). Pero, sin embargo, lo que adoro de esta película es el “realismo” que transmite. Si veo Spiderman me creo lo que le está sucediendo a Peter Parker. Pero, tengo muy claro que es una ficción. Con Unbreakable, lógicamente, pasa lo mismo, pero esa sensación es menor. De hecho, es muy evidente en la escena en la que descubre su fuerza. No levanta las pesas como si fuera una pluma. Es capaz de levantarlas, de hacer varias repeticiones con todo el peso (350 lb), pero le cuesta. A Spiderman, Superman o Batman sólo les cuesta, si es que les cuesta, cuando es la batalla final.

Y esto es, también, lo que me demuestra que es una película de personas reales, no de superhéroes. Si fuese una película de superhéroes, por muchas subtramas que hubiese, el climax estaría muy claro. La gran batalla final contra el villano. (SPOILER FINAL PELÍCULA) En este caso no lo es. La lucha contra el asesino es un momento de gran tensión dramática. De esto se encarga su enfrentamiento con el agua (su kryptonita) y la larga escena del estrangulamiento, desde mi punto de vista genial. Pero, sin duda alguna, ese no es el climax de la película. Al igual que el climax de The sixth sense no es la revelación de su condición de fantasma a el Dr. Crowe, sino cuando se resuelve el conflicto del pequeño Cole con su madre es resuelto. En el coche. Con el fantasma de la mujer que acaba de morir pasando a su lado.

En este caso, el climax de la película sí que se encuentra en una revelación. La revelación de Elijah como archienemigo de David. Cuando se ve que Elijah ha realizado todos los actos terroristas para encontrar a David. A su antítesis. El otro extremos de una misma curva. Y que el climax, desde mi punto de vista, esté aquí, no es sólo por la sorpresa que produce, sino porque es el punto de mayor intensidad del mayor conflicto de la película. El conflicto interior con uno mismo. Qué soy. Elijah, que es tan protagonista como David, busca durante toda su vida alcanzar la sensación que tiene David cuando asume su condición. Qué estoy predestinado a hacer. Qué soy. Cuando David lo sabe, Elijah lo sabe. Dentro de la cultura del cómic la respuesta es muy lógica. David y Elijah son opuestos, así que sin duda, Elijah es el archienemigo. “Now that we know who you are, I know who I am”. (FINAL SPOILERS).

Por esto me gusta tanto esta película. Porque el cómic, al contrario de lo que se piensa normalmente, no es sólo una cosa de niños y adolescentes. Y de frikis. Es otra forma de literatura. Afortunadamente, gracias sobretodo a las novelas gráficas eso se está viendo ya. Y lo dice uno que no es fanático de la lectura de este tipo de literatura.

Una de mis películas favoritas, sin duda alguna. Totalmente recomendada. Al igual que su OST, compuesta por James Newton Howard.

Mi nota: 9/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: