Archive for the ‘Diario’ Category

h1

Quiksilver en botas de valquiria

17/02/2011

“Camina deslizándose porque le gusta mirar a quien no le ve.” “Es una de las frases que más dice la gente cuándo escribe en los blogs” me decía Bárbara (@barbaralopez). Estábamos en la VIII Edición de #cafeytwitts en el Café Anglona en La Latina.

La tarde no perecía que fuese a acabar así, aunque podía indicarlo. Había ido a la Sala Berlanga a la penúltima sesión que había de Esperando Septiembre de Tina Olivares. Un proyecto rodado en Madrid, Albacete y la playa de Tarragona durante el 2010 de manera autofinanciada (podéis saber más gracias a esta entrevista).

El caso es que había hablado sobre ello con Mari Trini Gener (@maritriniginer) via Twitter y sobre la pereza que me daba a veces acercarme al centro de Madrid, ya que, un día como ayer, entre semana, pues me hacía “perder” una tarde entera. “Cuándo te acerques dame un toque si eso“. Me había dicho. Así que, dicho y hecho, a la salida del cine cogí mi teléfono y marqué su número. Instantáneamente me llevo (previo rodeo por las calles de La Latina) al ya nombrado Café Anglona dónde conocía a Maia.

Barbara López Sáenz, una de las creadoras de la serie, nos estuvo explicando, con una cerveza en la mano y de manera muy informal, pero no por ello menos profesional ni menos interesante, qué es (y sobretodo qué esperan que sea) Las crónicas de Maia).

Las Crónicas de Maia, es una serie Online de aventuras y misterio que contara con seis capítulo de entre 12 a 15 minutos cada uno:

Este era el Teaser de la serie que se publicó hace un par de meses. ¿A quién está enfocada la serie? La serie tiene un público potencial enfocada en los jóvenes entre 15 y 30 años, pero cualquiera que le guste los comics, la fantasía e incluso la intriga (que sea joven en alma, según decían algunos en la presentación) seguro que está encantado.

Del argumento aún no se sabe más que pocos indicios. Sabemos que está relacionado con una serie de libros que poco a poco irán haciendo una historia y que Maia, capítulo tras capítulo ira recuperándolos mientras se va oscureciendo la historia. De Maia sabemos que es una skater con un estilo de vestimenta muy urban-gothic (no es excluyente como se podrá comprobar) y que está muy relacionada con el mundo de Internet y las redes sociales.

Y esto, es otra cosa de las buenas que tendrá esta serie. Alrededor de la serie online se moverán muchos más elementos, ya que sino, no sería el espectador capaz de comprender toda la complejidad del mundo que ocurre alrededor de Maia. Maia, entre otros personajes, estarán con sus propios perfiles de Facebook, tuenti, twitter, etc. Además, el mundo se completará con libros, comics y aplicaciones web que hará que cada vez comprendamos más y más el mundo de Las crónicas de Maia.

Ah, y se va a doblar a inglés americano y subtitular al japonés para comenzar a explorar otros mercados.

La verdad es que fui al #cafeytwits sin saber muy bien qué me iba a encontrar y salí contento e ilusionado con un proyecto muy profesional, innovador, bien pensado y que a mí, de primeras, me atrae mucho.

Antes de acabar os dejo el último pre-trailer publicado ayer mismo y que, personalmente, me encanta:

Se que mi influencia en la red no es muy alta, pero hay que intentar aportar un poquito a la causa.
El 25 de Febrero se estrena en www.lascronicasdemaia.com. Yo no me lo pienso perder.

h1

También la lluvia (Iciar Bollaín, 2011) – España

08/01/2011

“SEGÚN TENGO ENTENDIDO ESO ES LO QUE LES PAGAN USTEDES”

Hacía tiempo que había oído hablar de ella y tenía unas ganas locas de verla. Y no me arrepiento. La película que manda España a los Oscar es digna candidata de ganar muchos premios. No tanto de los Oscar. Un premio que puede ganar una película como The Hurt Locker o Chicago, desde mi punto de vista, es inferior a ésta película. Debería haber algo más por encima. Pero sabemos que, en materia de cine, Hollywood manda. Es lo que hay.

Centremonos por tanto en la película. Guión de Paul Laverty, guionista habitual de Ken Loach. Algo que se nota. Y se agradece. El guión de También la Lluvia (Icíar Bollaín, 2011) es capaz de sintetizar en 103 minutos de película tres historias geniales.

Bolivia, 2000. Un grupo de rodaje español está grabando una película sobre la invasión de los Españoles en Sudamérica en manos de Colón. Un nuevo punto de vista. Lo están realizando con extras de la propia ciudad, muchos más baratos. Como el propio Costa, el productor, dice: “Les das 2$ al día y se sienten como putos reyes. Luego dejas un par de bombas de agua, un coche y listo. ¡200 extras!“. De repente, en medio del rodaje, estalla la guerra del agua, una confrontación que se produjo por la privatización del agua que se dio en Bolivia.

Me ha gustado mucho la película por lo que habla y cómo lo dice. La confrontación de la historia de Colón y la del rodaje es muy buena. Todo ello mezclado con el hecho de la guerra del agua. Me gustó mucho que muchas escenas de la película de Colón están representadas en los ensayos de los actores, mostrando cómo, de repente, los actores pasan de ser ellos mismos a ser sus personajes.

Las tres cosas que más me gustaron de la película:

1. La escena del restaurante en el que cada uno de los actores está defendiendo a muerte a su personaje, como si fuese él mismo.

2. La escena en la que las mujeres se niegan a ahogar a los niños, aunque sean los muñecos. “Ni siquiera pueden plantearse la idea de hacerlo”.

3. La frase que más me gustó de toda la película, cuando el director, Sebastián (Gael García Bernal) le dice a un político: “No me parece muy normal que suban el precio un 300% a gente que, según tengo entendido, cobra 2$ al día.” Y a lo que el político responde de manera magnífica “Según tengo entendido eso es lo que les pagan ustedes”. Dejando muy claro que, cuando nos interesa, todos podemos ser hipócritas.

La actuación de Luis Tosar (Costa) como siempre para salirse, pero, sin duda, a quién más aplaudo de la película es a Karra Elejalde (Antón/Colón). Me parece que su personaje es magnífico y él lo clava a la perfección. Un diez para él.

En resumen, una película que hay que ver en este 2011. Que con películas como éstas si que da gusto ir al cine.

Mi nota: 9/10

PD: Con el ritmo de películas que llevo no creo que pueda hacerlo con todas, pero si que trataré de, por lo menos, una vez a la semana dedicar un post a aquella película que haya visto y me haya llamado la atención. Para bien o para mal. Que de todo hay.

h1

Con la praxis a las armas

24/11/2010

Shit Hit the Blog llevaba mucho tiempo sin un post nuevo y por eso pido perdón. No tenía nada que escribir, nada nuevo me había pasado y había dejado mis reflexiones filosóficas en otro lugar durante algún tiempo. Imagino que ha nadie le ha afectado, de hecho, me sentiría muy feliz si ha alguien le hubiese afectado mi falta de actualización de este blog, pero eso es tema a parte.
De nuevo, perdón.

Ahora, explicaré la llamada a las armas.

Apruebo la teoría. Me parece un conocimiento básico. Una parte fundamental en el proceso de aprendizaje. Por eso no me quejo por tener asignaturas teóricas, lo que odio es tener tan pocas horas totales de clase, pero eso es tema aparte. Aunque relacionado, hoy no hablaré de eso.
Cada vez que veo una película me emociono, no porque sea buena o mala, me emociono en el sentido que cada vez que veo una película me imagino la posibilidad de rodar una y me emociono imaginándome tras este mismo ordenador escribiendo su guión, tras este mismo ordenador, dejándome los huevos para preparar una pre-producción y tras una cámara y un monitor dirigiendo ese guión. No es algo nuevo, muchos ya sabéis esto.

Ahora, uniré los dos párrafos anteriores. Me gusta la teoría, me parece fundamental, me gusta ver películas y leer libros; me parece fundamental también. Pero, leyendo un libro no se aprende. El libro te da una información “utópica” te intenta mostrar cómo son las cosas, cómo se hacen las cosas o qué pueden significar las cosas. Pero, realmente, nunca así son las cosas.
Y si algo me gusta es equivocarme. No el error en sí, sino el hacerlo.
Este mundo ha evolucionado gracias al sistema científico de prueba y error. Sin prueba no hay error. Y la equivocación significa, precisamente, que te has atrevido a probar.

¿Veis hacía donde voy? ¿No? Pues sigo.

La teoría mola y es educativa. La praxis lo es más. La mejor manera de aprender una cosa es haciéndola, porque mediante prueba y error se va aprendiendo mucho más rápidamente y de manera más eficaz que desde la tranquilidad de la lectura de un libro o el visionado de una película.
Sin prueba no hay error, sin error no hay aprendizaje.

Sin embargo, y si bien es cierto que hasta el año que viene en la teoría no parece haberlo, la praxis que hemos realizado mis compañeros y yo es casi nula. Y me reconcome por dentro. Porque no aguanto tener sólo tres horas de clase diarias, muchas teóricas, y no poder poner en práctica los aprendizajes en el resto de horas libres de la mañana. ¿Quizá soy raro y realmente me gusta estudiar/trabajar? Puede, pero soy así.
Y, entonces, a este paso, en dos años de carrera no habré tenido error. ¡Bien! Pero tampoco prueba. Y quiero la prueba.

En este último trabajo que he realizado de Tecnologías Audiovisuales me he dado más cuenta aún que para bien o para mal, la que espero que sea mi futura profesión, es un trabajo de equipo total. No se puede hacer nada uno sólo. Es imposible hacer todo el proyecto uno sólo.

Sabéis que me gusta escribir. Lo adoro. Lo haré mejor o peor, pero lo intento. Así, he escrito muchas cosas, aunque sea sólo para mi placer. Nunca he llevado esto a más. ¿Por qué? Por querer hacerlo sólo y, por tanto, ser inviable.

Por eso, voy a utilizar este blog como una llamada. Una llamada a mis compañeros de clase. Una llamada que lleva una propuesta.

Tenemos los medios, las ideas y, espero, las ganas. ¿Por qué no hacer algo entonces?
Así que os propongo algo:

Vamos a rodar un corto. La idea que se me ha ocurrido es que escriba un guión que llevásemos a cabo todo aquel que quisiera. Así, esta experiencia, sin ayuda, en la que nosotros tendremos que solucionar nuestros propios problemas, nos servirá, posiblemente, como una de las mejores formas de aprendizaje de este año.

La idea es escribir el guión de forma de que pudiese rodarse, la mayor parte por lo menos, en la universidad y con el mínimo gasto posible.
Así, yo trataría de crear el guión y sus distintos borradores hasta la fase final para, como muy tarde, mediados de Enero. Después, una fase de pre-producción que duraría hasta finales de Febrero. En Marzo rodaje y en Abril la post-producción. De esta forma, con plazos tan largos, el proyecto no nos quitaría exceso tiempo que usemos en otras actividades y a final del curso podríamos disfrutar de nuestro corto.

La idea es realizar una cosa que no tiene que tener la mayor calidad del mundo, algo lógico, pues somos novatos, pero que nos servirá como una buena plataforma de aprendizaje en solitario. Sin embargo, sí que se exige cierta seriedad, pues, si yo me involucro desde el inicio un 100%, necesito que aquellos que les interese, en el momento que tengan que hacerlo, tengan la seriedad y se involucren también.

Así pues, ¿Qué os parece?

Quienes estéis interesados mandadme un correo a artuegk@hotmail.com haciéndomelo saber y os informaré de las novedades del proyecto.

Yo grito hey, ho! ¡A por todas! ¿Alguien me apoya?

h1

No tengo nada que decir

26/09/2010

Ha pasado una semana desde mi último post… y no he escrito nada. Porque no tengo nada que contar. Hay temás, pero ninguno como los anteriores. Ninguno que me de pie a excederme. Nada que me apetezca contar específicamente.
Esto va por temporadas. A veces, se te acumulan demasiado los temas. Otras veces nada que contar. Las cosas son así.

Podría hablar de cómo el domingo estuve en casa todo el día y comencé a ver la sexta temporada de The Sorpanos, de la que ya llevo vistos nueve capítulos y que me está encantado, posiblemente la que más.

De cómo he empezado a ver ya Damages. Tengo que ver la primera temporada para clase. Está bien, pero desde el primer capítulo supe que me va a cansar tarde o temprano, porque no me gusta estas series con grandes conspiraciones y en la que los personajes saben de sobre cómo van a reaccionar a cada acción los demás personajes y mueven todo a su alrededor.

Podría hablar de cómo ya tengo internet fijo. Cómo se digno Jazztel a ponernoslo después de más de tres semanas cuando solo tenían que darle a un botón en su ordenador.

De cómo he ido a la prueba de baloncesto de la uni, a ver si me cogían para pillar algunos créditos, y no tengo muchas esperanzas, pero por intentarlo que no sea.

De cómo hice ya la práctica de Radio y conseguí llevar con cierta solvencía la dirección del programa como locutor principal.

De cómo el miercoles empecé las clases de Alemán y de momento no he aprendido mucho, pero me gusta. (Ich bin Arturo M. Antolín. Wie ist dein Name?)

De cómo sigo entrenando en Aristos y el viernes jugué mi primer amistoso, antes de empezar dentro de siete días la liga. Y de lo mal que fue.
De cómo me fui 60km al norte para jugar, 60km de vuelta y encima de baloncesto poco jugué.

De cómo ayer fui a ver una película argentina, Carancho, al cine y que me gustó mucho. Me recordó mucho a El Secreto de sus ojos. No sólo por el estilo visual, sino por el magnífico Ricardo Darín, que es una máquina de actuación. Un actorazo de los pies a la cabeza.

De cómo ya me he terminado de leer otro libro y mantengo el rimo de un libro por semana: Primera semana – La vuelta al mundo en 80 días (Julio Verne); Segunda semana – Payasos en la Lavadora (Alex de la Iglesia) y Tercera semana en Madrid – El maestro de esgrima (Arturo Pérez-Reverte).

O de cómo hoy he visto un carrerón de Formula 1, que cada vez me gusta más y cada vez me río más de esos que dicen que la F1 es aburrida. Con un magnífico Fernando Alonso, que cada vez pinta mejor para ganar su tercer campeonato del mundo y yo, creo, que se lo va a llevar.

Lo dicho, que si no he escrito es porque no tengo nada que decir.
Por lo menos, no demasiado.

h1

El cine entre amigos

12/09/2010

Trash entre amigos

Se acabo la noche en blanco 2010. El año pasado no pude asistir, no me enteré. Este año sí, asistiendo a un espectáculo increíblemente genial.

Empecé por mí sólo en la filmoteca nacional con la película A Serious Man de los Coen. Después estuve por Sol, totalmente llena y con un espectáculo de la TVE que una hora después de su supuesto inicio aún no había comenzado.
Pero, lo bueno fue después.

Trash entre amigos. Nacho Vigalondo, Raúl Minchinela, Absence y Lardín.
La película era Roma año 2072 D.C: Nuevos Gladiadores de Lucio Fulci (1984). Una película que según se pudo extraer de la charla-coloquio simultánea al visionado era una clara metáfora del backstage VIP de un festival de música a lo Benicàsimm. Además, el Blade Runner italiano, con indicios del Hal de 2001, con motos peores que las de Ghost Rider… Es posiblemente una de las únicas películas en las que el momento culmen, la acción, lo buscado, la gran pelea de gladiadores era lo que queríamos saltar. Con el magnífico Malasañero como sufridor de todas las ostias posibles, Julia Otero como una funcionaria muy joven a la que le gusta las máquinas que leen el subconsciente, un subconsciente que es capaz de hacerte ver desde fuera, no en plano subjetivo, y un hombre, que a lo Botín, hablaba como si fuese el rey del mundo y resulto ser Junior, un ordenador malvado que quiere acabar con todos.Lo mejor, la explicación final, sin duda. Y es que, al llegar la cuenta atrás final a 0, el protagonista no se desintegra como debería, sino que gracias a un desfase de dos segundos debidos a que el ordenador está en el espacio, consigue salvarse y mandar el código de autodestrucción del ordenador.

Increible.

Y que decir de los comentaristasLos "amigos". Un gran Raúl Minchinela como presentador del acto y comentarista casual, al igual que Lardín y Absence, poniendo de vez en cuando comentarios serios y sí, admitámoslo, explicándonos de vez en cuando lo que nos habíamos perdidos, que para eso había sufrido haber visto la película ¡¡6 veces!!

Pero, si hay que destacar algo es al magnífico Vigalondo. Increíble, hilarante y recreando la magnífica banda sonora de la película, fue el mejor, sin duda alguna, haciendo que se siga mitificando como un increíble, uno de los mejores, por lo menos ante mí.

Así que un espectáculo magnífico y una buena tarde/noche, que sólo se estropeó por la poca planificación de búhos. Estando perfecto de hora para coger el bus nocturno a Getafe tuve que esperar media hora al siguiente porque se había llenado. Y el siguiente se llenó también, aunque pude cogerle.
Y se suponía que había un servicio especial. Pero, bueno, da igual.

La noche en blanco estuvo genial. El año que viene más… o quizá no pueda. Crucemos los dedos.